miércoles, 18 de marzo de 2009

LA NUEVA ESPIRITUALIDAD

Ya no podemos negar que la gran crisis que vivimos nos llevará a una nueva forma de vida. Aceptar los cambios y comprender hacia dónde nos dirigimos hará más soportable el dolor de las pérdidas. La realidad que nos rodea no es sólo producto de una sociedad que se desarma por sus errores. Hay "otras realidades" que vienen desde afuera, desde el Cosmos, que están desarticulando toda estructura de vida en el planeta. Comprender los cambios irreversibles nos ayudará a salir del sufrimiento del viejo mundo que se derrumba con estrépito y comenzar a crear el nuevo mundo que habitaremos según leyes más acordes con la naturaleza. Estamos en el planeta para preservar la vida y no para destruirla o acabar con sus recursos.Necesitamos restablecer el verdadero sentido de la vida, como evolución de la raza humana y de todos los otros reinos que habitan el planeta. Esto llevará a un verdadero sentido de la Justicia de la Naturaleza, la cual equilibrará todos los órdenes de existencia. Estamos dentro de un Universo perfecto que se autorregula a sí mismo ¡Y nosotros somos parte importante de él! Perdimos nuestra conexión con el equilibrio del Universo. Los planetas y las estrellas no se chocan entre sí, ¿Por qué nosotros somos una humanidad en desequilibrio donde muchos se aniquilan entre sí? Perdimos el sentido de vivir según las leyes de Quien nos creó. Los problemas que tienes no se originaron sólo por tu incapacidad, baja autoestima o mala suerte. El Cosmos también ayudó, se confabuló para mostrarte que "hemos terminado la escuela primaria, llamada 3° Dimensión", donde realizamos el aprendizaje de las formas materiales, sólidas, concretas y previsibles; de la acumulación de riquezas, títulos, honores, dramas novelescos, apegos y seguridades del yo humano.Ahora estamos a punto de pasar a la "escuela secundaria, llamada de 4° y 5° Dimensión, donde hay que hacer nuevos aprendizajes y desarrollar las otras facultades del ser humano: integrar materia y espíritu, integrar todas las dualidades en las que vivimos hasta ahora, lo bueno y lo malo, los blancos y los negros, amar u odiar. Vivir únicamente el presente, el pasado no se puede recuperar y el futuro es absolutamente incierto si lo piensas con la vieja mentalidad, porque nada será igual después del 2012. Las leyes de la oferta y la demanda cambiarán totalmente, se hablará de intercambio de energías, lo importante estará en la verdadera intención, donde haya beneficios iguales para quien ofrece y quien recibe. ¿Cómo se logrará esto? Con el desarrollo de las facultades de percepción plena, nadie nos engañará, veremos con "los ojos del alma" la intención del otro. Esto parece muy utópico, el nuevo mundo y la nueva humanidad estarán formados por aquellos que vivan de acuerdo a las verdaderas leyes universales y la principal de ellas, en este proceso de transformación, es el Amor. Estamos siendo activados por energías galácticas que ingresan dentro del campo electromagnético de nuestro planeta en forma de lluvia cósmica. Este ingreso de luz fotónica es la que por un lado nos desarticula la estabilidad que creíamos tener y por otro lado nos lleva hacia un desarrollo superior en conexión con otras dimensiones de existencia Entonces ¿qué hacer? Aprender cuáles serán los nuevos lineamientos sobre los cuales se sostendrá el mundo. El único progreso a alcanzar será el progreso espiritual, donde viviremos en armonía y equilibrio.Las actitudes básicas en este cambio de paradigmas que atravesamos serán: Dejarse fluir en el río de la vida para descubrir la verdadera creación en la que vivimos. La entrega es el camino. La confianza es el vehículo que nos llevará hacia nuevas formas de existencia. La resistencia y el miedo a cambiar sólo aumentarán el malestar.Liberar la mente de preocupaciones, resentimientos, limitaciones y separaciones.
Salir de la mente racional de 3° D y confiar en la intuición Atreverse a cambiar y vivir el ahora.Si aprendemos a ser co-creadores, saldremos de las dependencias de todo tipo y seremos auténticamente libres y responsables de crear nuestra realidad y vivir en la abundancia de las riquezas del Universo. Abundancia significa no carecer de nada y disfrutar de todo. En 4° D no necesitaremos de ciertas cosas, como por ejemplo, tener asegurado un retiro de vejez. Porque no hará falta retirarse de la vida, ni habrá vejez inválida, los recursos del planeta estarán a disposición para que todos los seres tengan lo que necesiten.La tarea que tenemos por delante es prepararse para recibir los cambios de la forma más fácil y suave que se pueda. Hay cambios internos: a niveles corporales, psicológicos y mentales. Cambios externos, en el modo de relacionarse con el medio, cambios sociales y mundiales.Los cambios del planeta están en relación con la frecuencia giratoria de las partículas subatómicas en el cuerpo físico de la Tierra. El planeta ha aumentado su resonancia y gira más rápidamente desde hace unos años. Un día de vida no rinde por 24 horas, sino sólo por 16 horas. Muchos dicen: el día tendría que tener 30 horas. Error: queremos manejar el mundo a nuestra manera, cuando en realidad somos nosotros los que nos desenfazamos de los ritmos biológicos, por ignorancia. Solución: simplificar la vida, hacer menos cosas inútiles y tener más conciencia en cada momento. El tiempo es mental, si controlas tu mente, ordenarás tu tiempo. La antigua vida continuará disminuyendo a ritmo acelerado, el interés por las cosas de 3°D menguará más que nunca. Solución: prestar más atención a los requerimientos de nuestro ser interno, consume menos que el ser externo recubierto de apariencias.Si comprendemos hacia dónde van las nuevas energías que llegan desde el Cosmos y están modificando íntegramente la vida en la Tierra, haremos los cambios sin temor. No estás en el planeta por casualidad, has venido a aprender el sentido real de la vida.

No hay comentarios: